¿Quién no ha oído o leído alguna vez la palabra radiofrecuencia en el ámbito de la medicina estética? Te mostramos en este artículo, los beneficios de la radiofrecuencia.

Quizás porque sea éste el tratamiento estético más conocido por el público en general junto con la toxina botulínica o bótox, la radiofrecuencia copa la mayoría de búsquedas, artículos o publicidad. No en vano, se trata de una de las tecnologías más eficaces y demandadas para tratamientos contra la celulitis y la flacidez de la zona corporal y también de la parte del cuello y la cara.

Pero, aparte de conocer su existencia ¿ sabemos bien en qué consiste exactamente esta tecnología cuyo nombre impresiona ?

Para aquellos que la desconocen, desde Clínica Benzaquén vamos a intentar explicarlo de una manera rigurosa y comprenradiofrecuenciasible.

Empecemos…

La luz que vemos a través de nuestros ojos no es más que radiación electromagnética que llega hasta nosotros en forma de ondas y que nuestro cerebro convierte en colores dependiendo de la longitud que tengan éstas. De esta manera, las ondas más largas las percibimos como rojas y las más cortas como violetas.

Pero estas ondas que vemos y que dan color a nuestra vida no son las únicas que existen y nos rodean. Estas ondas pueden llegar a tener infinitud de longitudes distintas, de las cuales sólo podemos ver un pequeño tramo de ellas. A la radiación electromagnética perteneciente a este tramo que podemos ver le llamamos luz visible y correponde exactamente a los colores que podemos distinguir al observar un arcoiris.

¿ Y qué ocurre, por ejemplo, con aquellas ondas electromagnéticas que son aún más largas que el rojo ? Pues que no las podemos ver, aunque sí podemos sentirlas. Es la llamada radiación infrarroja, y que como hemos dicho antes, no podemos verla pero sí sentirla en forma de calor.

Vayamos más allá de la radiación infrarroja y nos encontraremos con la llamada radiofrecuencia, cuyas ondas son más largas todavía, y que por supuesto tampoco podremos ver aunque sí las apreciaremos gracias a su uso en el microondas, el mando a distancia, la recepción de la radio y la TV, o los espectaculares resultados que gracias a ella es capaz de brindarnos la medicina estética. Con esta última opción es con la que nos quedaremos para estudiar qué es lo que realmente pasa cuando este tipo de ondas electromagnéticas atraviesa nuestra piel.

Tan sólo adelantar que el binomio formado por el cuerpo humano y la radiofrecuencia dan como resultado, por suerte, salud y belleza.

Por favor, comparte este artículo.

Seguramente a alguno de tus amigos le puede interesar, gracias.