arrugas en ele escote y signos de envejecimiento en escote.

A la hora de ir a una gran fiesta o celebración, muchas mujeres eligen acudir con un bonito vestido que resalte un elegante escote. En cambio, para muchas de ellas esto no resulta nada agradable debido al estado de su piel. Y es que, esta parte de nuestro cuerpo también se ve afectada por el envejecimiento, con signos similares a los que aparecen en la cara, siendo los más habituales las arrugas en el escote y los signos de envcejecimiento, sequedad, pérdida de elasticidad e hidratación o aparición de pigmentaciones marrones o rojizas.

La formación de estas imperfecciones -hacia los 40 o 45 años de edad- se debe, principalmente, a dos factores: en primer lugar, por la disposición de las mamas, que pueden generar la formación de arrugas en el escote, conocidas como arrugas verticales, algo en lo que también influye la postura adoptada para dormir. En segundo término, por el sol, puesto que una de las peculiaridades del escote es que lo escondemos en invierno y en verano lo sobreexponemos. Por ello, es muy normal que cuando queramos darnos cuenta, la piel se encuentre ya demasiado envejecida, lo que pone de manifiesto la necesidad de utilizar protector solar para prevenir el fotoenvejecimiento, además del uso de exfoliantes adecuados a la zona, no fumar y realizar ejercicios específicos.

Técnicas para borrar las arrugas en el escote y los signos de envejecimiento.

Si ya es demasiado tarde, no te preocupes, pues las soluciones para lucir un escote sin arrugas y pecho con una piel envidiable son sencillas. La deshidratación y la pérdida de elasticidad pueden paliarse con inductores de colágeno o con productos hidratantes como el ácido hialurónico de baja reticulación aplicado en pequeñas inoculaciones. Inmediatamente, notaremos una mejoría en el estado de nuestra piel  y, no sólo eso, sino que además podemos llegar a percibir algo más de firmeza en la mama, lo que contribuirá a reducir las arrugas en el escote.

En el caso de léntigos solares y manchas, la solución pasa por aplicar diferentes peelings químicos o tratamientos que usen fuentes de luz o láser. En todos los casos, las técnicas son indoloras y sus efectos suelen durar doce meses. Además, después de la aplicación del tratamiento, no se requiere ningún tipo de cuidado especial.

En cuanto a las mejores épocas para llevar a cabo estos tratamientos para el escote, los de hidratación y retensado pueden realizarse sin problema durante todo el año, mientras que en el caso de los peelings y tratamientos que requieran el uso de láser, sólo durante los meses de otoño e invierno.

En Clínica Benzaquén en Málaga, Marbella y Madrid somos expertos en conseguir que te sientas bien tanto por fuera como por dentro. Para estos tratamientos antiaging aplicados al escote, o cualquier otra consulta, recuerda que puedes solicitar información mediante la web http://www.clinicabenzaquen.com o través del teléfono 952 22 31 07.

Por favor, comparte este artículo.

Seguramente a alguno de tus amigos le puede interesar, gracias.