Criolipólisis. Frío contra la grasa

Medicina Estética Corporal

Criolipólisis. Frío contra la grasa

Grasa corporal

En determinadas zonas de nuestro cuerpo puede almacenarse un tipo de “grasa rebelde” que, pese a la dieta y el ejercicio, no podemos borrar. Habitualmente se tiende a pesar que la única forma de acabar con ella es mediante tratamientos que impliquen calor o liposucciones, pero existen muchas más alternativas, siendo una de las más destacadas e innovadoras la criolipolisis, o lo que es lo mismo, el uso médico-estético del frío.

¿Qué es la criolipólisis?

Se trata de una técnica que puede ser utilizada en zonas como el abdomen (donde se acumula con facilidad la grasa), piernas o glúteos y que se basa en la utilización de un dispositivo con forma de placa que se posa sobre la piel enfriando las células grasas -denominadas “adipocitos”- y las destruye al someter la zona a temperaturas que oscilan entre los 5 y menos 10 grados.

La técnica no es invasiva puesto que, tal y como sucede en la liposucción, no utiliza ningún tipo de instrumento para absorber, ni anestesia o cirugía. Además, la piel y resto de tejido circundante no resulta dañado, preservando la seguridad del paciente.

Resultados

Terminada la aplicación nos podremos marchar a casa sin ningún tipo de molestia, percibiendo la efectividad de la criolipolisis durante los siguientes dos o tres meses tras su aplicación. Comprobaremos entonces de forma satisfactoria que se reduce el volumen de grasa corporal de la zona tratada.

¿Quieres saber más?

Contactar