Hidroterapia de colon. Clínica estética en Marbella

Para vernos bien por fuera hemos de cuidarnos por dentro y, uno de los órganos del cuerpo que más influye en nuestro estado anímico, en la luminosidad de la piel o en el sobrepeso y las varices, es el colon. Por ello, existe un tratamiento denominado hidroterapia de colon, cuya misión no es otra que mimar esta parte del intestino tan olvidada, pues pocas personas se preocupan realmente por la causa de la aparición de gases, diarreas o dolores constantes cuando, en realidad, el colon juega un papel fundamental en la extracción de agua y sales.

Una mala alimentación, junto a las prisas y el estrés de la vida diaria, puede producir una acumulación de unos dos o tres kilos de desechos en el colon. Estos desechos, que se adhieren a sus paredes, son muy difíciles de eliminar y, además, producen una intoxicación de la sangre que, una vez infectada, vuelve a circular por todo el organismo, llegando al hígado y, posteriormente, al cerebro, produciendo trastornos como ansiedad, insomnio, fatiga, alergias o problemas digestivos y cutáneos.

Por este motivo, cada vez son más las personas que se ponen en manos de especialistas para someterse a la hidroterapia de colon, que consiste en realizar un lavado de sus mucosas para devolver a la persona el bienestar perdido.

Entre los beneficios de la hidroterapia de colon destaca el aumento de la energía, de vitalidad y la mejora de la piel.

La hidroterapia de colon se basa en la antigua medicina china o india, en las que eran habituales las lavativas para mejorar la salud de la persona. La técnica ha alcanzado hoy día su máxima sofisticación gracias a una maquina diseñada exclusivamente para eliminar estos desechos de una forma cómoda y sencilla.

La misión del aparato es insertar agua en el colon del paciente -unos 30 litros durante todo el proceso-  a través de un pequeño tubo que se conecta al recto mediante una minúscula cánula. La técnica es completamente indolora y todo el transcurso del tratamiento (unos 45 minutos por sesión) está supervisado por un médico.

La máquina permite ir modificando la presión del agua y controlar su temperatura. Este es el sistema que el doctor/a utilizará para ir inundando el colon y, posteriormente, vaciarlo y eliminar los desechos que llevaban adheridos en sus paredes desde hacía mucho tiempo.

En unas tres sesiones de hidroterapia nuestro colon habrá quedado completamente limpio y la mejora será inmediata. De hecho, justo después de la primera sesión ya desaparecen las flatulencias y el paciente percibe una grata sensación de vientre plano. Poco a poco regresará la energía, la vitalidad e, incluso, volver a disfrutar de un sueño plácido o de una vida más relajada. También mejorarán el estado de las varices y de nuestra piel, que lucirá más luminosa y saludable.

La hidroterapia de colon es un tratamiento que contribuye a mejorar nuestro estado, bienestar y nuestra apariencia física.

Antes de iniciar el tratamiento de hidroterapia de colon se procede a una pequeña exploración del paciente para comprobar si existe alguna contraindicación. La técnica es apta para pacientes de todas las edades, incluso niños pequeños. También está recomendada para personas que padecen trastornos digestivos como colon irritable, malas digestiones, reflujo, estreñimiento y otras patologías.

Por favor, comparte este artículo.

Seguramente a alguno de tus amigos le puede interesar, gracias.