Remodelación corporal, celulitis y grasa localizada

Medicina Estética Corporal

La celulitis es una enfermedad que sufren casi exclusivamente las mujeres en varias regiones del cuerpo: caderas, nalgas, piernas, abdomen y brazos. En Clínica Benzaquén tenemos amplias soluciones para la Remodelación corporal, celulitis y grasa localizada.

Se calcula que un 90% de las mujeres del todo el mundo tienen algún grado de celulitis y comienza en la adolescencia. Hay que diferenciarla de la Obesidad y de la Obesidad o grasa localizada, son dos enfermedades distintas que pueden o no estar asociadas.

Obesidad:

Se produce un aumento del tamaño de la capa grasa y al examen se la palpa uniformemente gruesa, sin irregularidades.

Celulitis:

Es el resultado de un complicado proceso interno que se va desarrollando durante años con la alteración de la microcirculación venolinfatica y del tejido conectivo dérmico y subdérmico. La piel presenta irregularidades, “pocitos” o “piel de naranja”.

Las Fases Evolutivas de la Celulitis son:

  • Fase 1: Ectasia circulatoria: venosa, linfática y dilatación de vasos dérmicos.

Edema intersticial periadipocitario.

Clínicamente: Pesadez de piernas, la zona celulítica se palpa espesa, infiltrada, menos elástica y más fría, comienza a verse a la presión la “piel de naranja”.

Pueden aparecer algunas telangiectasias.

Esta etapa es reversible.

  • Fase 2: Exudativa: La dilatación vascular aumenta, sale suero desde los capilares hacia el tejido subcutáneo. El edema empuja a las fibras conjuntivas y filetes nerviosos.

Hay hiperplasia e hipertrofia de fibras reticulares pericapilares y periadipocitarias.

Clínicamente: A los síntomas de la Fase 1, se agrega dolor a la palpación de la zona celulítica. A la presión aparece la “piel de naranja“.

Aparecen Estrías y Várices, tendencia a la obesidad y Lipodistrofia Localizada.

Esta fase también puede ser reversible.

Período de actividad genital.

  • Fase 3: Proliferación Fibrosa: Las fibras de dermis e hipodermis sufren una degeneración del colágeno, se forman bloques amorfos que provocan aprisionamiento de los adipocitos llenos de triglicéridos.

Se altera el metabolismo celular y se forman “micronódulos”.

Clínicamente: “Piel de naranja espontánea”, la piel está fría, seca y con “pocitos”.

Várices superficiales y profundas.

Artropatías dolorosas y Lipodistrofia localizada asociada a Estrías nacaradas y Flaccidez.

Período Premenopáusico, se hace difícil la reversibilidad.

Tratamiento sostenido.

  • Fase 4: Fibrosis Cicatrizal: La Progresiva compresión de vasos y nervios, produce alteración nutricional del tejido conjuntivo, sin alteración real del tejido adiposo que permanece normal en su constitución química.

La unión de micronódulos forma el “macronódulo”.

Clínicamente: “Piel acolchonada o capitoné” que se ve a simple vista sin necesidad de presión (nódulos duros e indoloros).

Periodo Post menopáusico.

Esta fase no puede ser revertida, pero puede mejorarse.

Dada la implicación multifactorial (hereditarias, hormonales, neurovegetativas), la desaparición total del problema es difícil pero el arsenal terapéutico que hoy tenemos nos permite revertir los primeros estadios y controlar etapas avanzadas disminuyendo el volumen y mejorando el aspecto celulítico.

La celulitis es una enfermedad crónica por lo tanto es importante que una vez hecho el tratamiento y conseguido buenos resultados, seguir con sesiones de mantenimiento.

Se podría tratar según los casos con:

Dieta

Velasmooth

Mesoterapia corporal

Carboxiterapia

Presoterapia Ballancer

Intralipoterapia con aqualix

¿Quieres saber más?

Contactar