La sonrisa es el espejo de nuestro estado de ánimo. Cuando nos sentimos bien sonreímos pero, en cambio, para muchas personas esta acción tan cotidiana puede suponer un verdadero problema. Y es que, nuestra sonrisa puede desvelar una cantidad de encía mayor de lo normal debido a diversos factores como, por ejemplo, tener una posición de los dientes baja, un labio superior corto o que éste se desplace en exceso hacia arriba. A esto se le conoce como sonrisa gingival que, en definitiva, se produce cuando se exponen más de 3 milímetros de encía.

Aunque la sonrisa gingival no supone ningún tipo de problema para nuestra salud, sí puede derivar en problemas de confianza o autoestima. Tanto es así que muchas personas no se sienten cómodas al sonreír, llegando incluso a intentar ocultar de algún modo este gesto.

Si bien existen distintos tipos de sonrisa gingival, en la mayoría de los casos ésta puede solucionarse gracias a los avances de la medicina estética de forma muy sencilla y, lo más importante, sin necesidad de pasar por el quirófano o dentista consiguiendo resultados.

La técnica es rápida e indolora. Además, no deja rastro y el paciente podrá recuperar su actividad diaria de forma inmediata. Gracias a esta técnica, disfrutaremos de los resultados durante un periodo de tiempo de entre 6 meses y un año.

Si estás interesado/a en un tratamiento de este tipo, no dudes en solicitar más información a través del correo info@clinicabenzaquen.com o en el teléfono 952223107.

Por favor, comparte este artículo.

Seguramente a alguno de tus amigos le puede interesar, gracias.