Ultrasonidos HIFU

Medicina Estética Corporal

El rostro es una de las zonas donde más patente se hace el envejecimiento. Actualmente existen diferentes técnicas para combatirlo, siendo una de las más eficaces el tratamiento basado en ultrasonidos HIFU (como Ulthera y Ultraformer III) que, a diferencia de otros tratamientos que buscan combatir la flacidez, no sólo retensa el plano dérmico (de la piel) creando colágeno, sino también el apartado muscular.

Además, también ayuda a eliminar volúmenes grasos, por ejemplo, aquella “grasa rebelde” que, a pesar de la dieta y el ejercicio, no podemos borrar de determinadas zonas de nuestro.

¿En qué consiste esta técnica?

Los Ultrasonidos Focalizados de Alta Frecuencia son una técnica médico-estética avanzada que produce un efecto termo-mecánico, provocando la autoeliminación de la grasa sin dañar la piel y, como se adelantaba, un efecto de retensado que, en la cara, consigue unos efectos muy similares a los que hacen los actuales liftings quirúrgicos. De este modo, y gracias al aumento de temperatura que produce, desaparecen arrugas y piel flácida.

El tratamiento es prácticamente indoloro y no necesita de ningún tipo de preparación previa. Tras su aplicación, únicamente debemos hidratar la piel de la zona y no tomar baños de vapor ni con agua excesivamente caliente.

Resultados

Los resultados se aprecian desde la primera sesión y se hacen visibles por completo durante los siguientes 2-3 meses tras la aplicación del tratamiento. El doctor puede recomendar realizar otra sesión pasados de 3 a 6 meses.

Esta técnica aporta otras ventajas como, por ejemplo, la ausencia de cicatrices, la inexistencia de riesgo de infección y, sobre todo, que el paciente puede retomar inmediatamente su vida normal tras el tratamiento sin necesidad de hospitalización.

¿Quieres saber más?

Contactar